Carta a mamá y papá

 
Mucho tiempo a pasado, se me fueron cuando era muy chico, y me quedaron muchas cosas pendientes. Cosas que hasta estos días me acompañan y muchas veces no he podido o sabido resolver aún. Sí, mas de 40 años y ahi están.. sin resolver.
 
 
Pero hoy me paso algo diferente y creo poder tener una respuesta que tanto esperé recibir, y que es imposible obtener porque fisicamente ya no están.
No importa (o sí, importa, y me ha ayudado muchísimo) lo que me haya dicho mi psicóloga, “Viru, ya hiciste demasiado”… y muchas veces me pregunté … cuando será suficiente, cuando me lo dirán… ?
 
Así, me paso la vida, vida que disfruto, que comparto, pero que aun hasta hoy, tenía esa astilla que no podia sacarme.
 
Se fueron, y en ese momento no era el mas aplicado del curso, tampoco era elegido el mejor compañero en la escuela, me hacia el dormido los sábados a la mañana para no ir a catequesis, no era el mas trabajador en la pizzeria, tampoco me gustaba hacer los mandados, no ordenaba mi pieza y tampoco limpiaba después de la comida. Era lo más parecido al “vago del barrio”.
 
De alguna forma me quede solo y algo dentro mío se despertó… la pasión, las ganas de hacer, se que mucho de eso se lo debo a mi primer entrenador de basquet y encontré allí, en el deporte, mi primera pasión, el significado del esfuerzo, el premio a ese esfuerzo. Estoy muy orgulloso de mi carrera de deportista, con varios logros locales, alguno provincial, pero para mí, estuvo más que bien.
 
 
Heredé de mamá el gusto por la música, y ademas de escuchar, fui DJ, gane dinero para la hamburguesa y no debía pedirle plata a nadie… tenia 16 años. Aun hoy muchos amigos me recuerdan los buenos momentos pasados con la música que ponía yo…. Me llena de orgullo también.
 
Comenzar a estudiar, un poco a los tumbos, porque primero elegí Ingenieria Electronica, hasta que decidí que no me gustaba.
 
No quería estar de vago (me generaba culpa), así que conseguí trabajo en una distribuidora de bebidas (en el camion de reparto)…. Dos días aguante !… dije “lo mío es estudiar” y me anote en Ingenieria en Sistemas.
 
Encontré otra pasión, mi profesión. Trabaje hasta 16 horas por días, absorbí conocimientos a mas no poder, compre centenares de libros (ahora están en internet) , estudié, hice cursos, y con el tiempo funde una empresa, en la cual hay 9 personas. Algunos (la mayoría) se caso, fueron papas, tienen su casa, y su auto y una hermosa familia y eso lo hicieron con el fruto de su trabajo… trabajo que les consigo yo, es decir nuestros clientes…. Y eso me pone feliz, porque sé que ellos son felices y estoy orgulloso de eso.
 
En el medio de ese camino, el amor me sorprendió un par de veces, sé que fui honesto en eso, pero de alguna forma no funcionó como uno esperaba.
 
Pero tengo en mi vida a Franco y a Julia, los amo con locura. No fue fácil para ellos, para nada, pero son fuertes, cariñosos y tienen ese fuego interno para hacer cosas. Me gusta pasar tiempo con ellos, hablar de cosas de la vida y son dos buenas personas… conmigo, con sus pares, con quienes los rodean… también estoy orgulloso de eso.
 
Hará unos años, incursioné en política, aun estoy, y me postule dos veces y nada, pero como no soy de bajar los brazos, intente una mas… Pá, Má me votaron 5000 personas… es un montón de gente !! Que me acompañan, que me apoyan, que están ahi cuando me critican, con su aliento, que creen en mi o al menos en los que puedo hacer… también estoy orgulloso de eso.
 
Hice varias cosas más, funde un club, una institución tecnológica, obviamente no solo, pero también me acompaño gente muy buena, muy capaz, muy dedicada y muchos de ellos reconocen en mi la capacidad de hacer, de planificar. También siento orgullo por eso.
 
 
Apoyo a mis hijos en que logren sus metas, por mas que sean difíciles.. si ellos le ponen ganas, ahi estoy yo para acompañar y ser su apoyo.
 
El amor también fue y vino varias veces (mejor dicho, vino y se fue), pero nunca me falto pasión y si no ha funcionado, estoy feliz de que lo intenté y seguiré intentando.
 
Hay varias cosas mas de las que siento orgullo, por ejemplo los amigos que tengo. Son de fierro, de esos difíciles de conseguir y hay mas de uno… y es un montón!
 
Pero aun me faltaba algo… todo ese derrotero vertiginoso, aun tenia alguna cuenta por saldar, unas preguntas por responder. Literalmente me comí (si de comida) , los problems, las presiones, las malas decisiones, la culpa, la falta de repuestas, deje de pensar en mí, me descuide, perdí mi eje.
 
La pandemia, vino a cambiarme la vida, y para bien… una locura, pero así fue.
 
Primero, logre frenar el derrotero vertiginoso, empece a pensar y ocuparme de mí, tome las riendas de mi vida, e hice lo que tenia que hacer. Cuidarme, mimarme, sentirme mejor, empezar a ver las cosas de otra forma. Empezar a estar en armonía con mi cuerpo, con mi alimentación. Empece a decir que no, a sacarme lo tóxico de encima, a hacer ejercicios, a leer, a meditar.
 
 
Pero aun me estaban quedando, las respuestas… que nunca llegaban… son dos, y cada vez que me las hago, no puedo evitar un nudo en mi garganta y lagrimas en los ojos…
 
“Pa , Ma, Uds. están orgullosos de mí ?“, “Cuando será suficiente para que lo estén ?”
 
Las respuestas me llegaron hoy, como un disparo de claridad, de repente, y nuevamente gracias a la pandemia. Ahora tengo covid, aunque estoy bien, pero no se imaginan la cantidad de gente dispuesta a ayudarme y que me ha ayudado. Me pone muy bien.
 
Pero el gesto fue esta noche, hace un rato, algo tan simple de una persona mayor (Graciela cuanto te quiero !!!!!), que me hizo un plato de comida y me lo dejo en la puerta de casa. Lo comí, lo agradecí y de repente se me hizo claro… El único que no se da cuenta soy yo, porque quienes me rodean, me quieren en serio y me cuidan y se arriesgan con tal de verme bien. Eso me hace pensar que hice las cosas bien…
 
Uds. no me podrán decir “Julio, esta bien, es suficiente, estamos orgullosos de vos”, pero hoy estoy mas que seguro que si lo están, de todo lo que hice y hago a diario, que no les tengo que demostrar mas nada y que igualmente, si no hubiera hecho nada de mi vida, igual me querrían porque soy su hijo… y eso ya es mas que demasiado, por que sé que me trajeron con amor.
 
 
Estoy feliz de hacer las pases conmigo mismo, y saber que siempre estuvieron ahi, “viendo” mi vida… los extrañaré eternamente, pero hoy… hoy estoy en paz.
 
GRACIAS !



Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.